Hasta los diez mandamientos estaban por escrito

Estaba leyendo el libro Negociar es fácil si sabe como, cuando me he encontrado con una reflexión que me ha parecido muy acertada, sobre todo para la gente que es reacia a dejar las cosas por escrito, como normativas, guías, etc.

«Moises no descendió del monte Sinaí con las manos en los bolsillo a contarnos los diez mandamientos. Los llevó escritos en las tablas sagradas.»

Esto me parece importante, sobre todo cuando te dedicas a temas como la industrialización del desarrollo del software o a la arquitectura de aplicaciones web. Ambas son cosas importantes porque fijan los criterios de todo un proyecto o toda una empresa. Estas cosas deben quedar por escrito en un lugar accesible, sino como dice la sabiduría popular, las palabras se las lleva el viento. De esta parte de la accesibilidad ya he hablado en la entrada sobre gestión del conocimiento.

Imagen obtenida de la Wikipedia

Deja un comentario