Decálogo X: Que lo vise el jefe

El décimo punto del decálogo de la industrialización del software con respecto a los traspasos a la infraestructura del cliente es que: «No se traspasa ningún proyecto sin que hay sido aprobado por el responsable del proyecto».

Este es el punto más burocrático y se refiere a que el traspaso, que básicamente es una entrega de un producto, o de una parte de un producto, debe ser autorizada por el responsable de ese proyecto.

Si algo va mal a el le van a pedir cuentas, así que lo normal es que quiera tener un cierto control sobre ese paso.

Deja un comentario