Autogestión y planning poker

En la entrada anterior comentaba sobre los equipos autogestionados que propugna scrum y la dificultad de pasar de un equipo gestionado de forma tradicional a un equipo autogestionado.

Hay una forma que, aunque reconozco que nunca he tenido la oportunidad de poner en práctica, me parece muy indicada para conseguir que el equipo avance en la autogestión. Me refiero al Planning Poker.

El motivo es que el planning poker implica que todo el equipo debe estimar las tareas. Esto obliga a que cada integrante del equipo se implique y entienda cada tarea por lo menos de una forma básica. En el manifiesto de Extremme Programming Kent Beck comentaba que la mayor parte de los problemas en un proyecto provenían de alguien que no había contado algo a otro.

Con las técnicas de estimación tradicionales en las que el jefe estima, el equipo no va a poder desarrollar esa faceta, así que nunca va a aprender a tomar decisiones y luego apechugar con las consecuencias. Así que tendrá difícil poder autogestionarse algún día.

Otras veces en un movimiento hacia la autogestión cada integrante del equipo estima las tareas que va a realizar, con lo que se pierde la oportunidad de que el resto del equipo las interiorice, total no lo tengo que hacer yo así que desconecto y no presto atención.

No creo que el planning poker sea infalible, porque hay cierto tipo de personas que niegan la realidad y ellos siempre tienen razón y no se equivocan. Pero este tipo de gente es tóxica, así que mejor desprenderse de ella cuanto antes, y que el resto del equipo esté involucrado no es una mala forma de hacerlo.

Deja un comentario