Cambia el barco de rumbo

Voy a comentaros un libro que me ha gustado mucho.

Por dos motivos, primero porque es muy entretenido de leer, casi parece más una novela de acción que un libro de gestión.

Cuenta las experiencias de un capitán de un submarino nuclear de la Marina de los Estados Unidos. Solo eso ya hace que parezca que estás viendo la película de la caza del octubre rojo o más bien la de marea roja, que es incluso más cercana. Así que ameno es de leer.

Por otra parte es un libro de gestión de equipos en el que el autor nos cuenta las peripecias que pasó comandando uno de los submarinos con peor valoración de la Armada y como consiguió convertirlo en el mejor valorado.

No me gusta destripar los libros, así que aparte de recomendar su lectura lo único que voy a deciros es que estoy bastante de acuerdo con lo que plantea, aunque algunas cosas creo que le funcionaron por estar en un entrono muy jerarquizado.

Os dejo el enlace al libro en Amazon

¿Tradición o innovación en la gestión?

¿Tradición o innovación en la gestión? Es un tema delicado, en el que cada persona tendrá su opinión.

Yo lo enfoco desde una perspectiva muy particular, que es la de la persona que le suben de categoría y tiene que empezar a gestionar un equipo.

Os dejo el vídeo en el que expongo mis reflexiones.

Características equipos ineficientes

Este es un tema delicado, ya que cada persona probablemente tenga una experiencia diferentes sobre que características comparten los equipos ineficientes.

En este vídeo os cuento la experiencia que he tenido yo.

En otro vídeo os contaba las conclusiones a las que había llegado Google sobre cuales eran las características de los equipos mas eficientes que tenían. Os podréis dar cuenta que lo que os cuento viene a ser la antítesis de lo que Google había encontrado como eficiente.

Mentoring: Nuevo área en el canal

En este video os explico una nueva lista que he creado en el canal para contener una serie de vídeos sobre mentoring para un informático. Es decir vídeos que tienen una intención de ayudar a otros informáticos, sobre todo los más noveles.

Es una serie que me hace especial ilusión, porque creo que es importante el conseguir que las personas que tenemos a nuestro cargo y que normalmente no tienen experiencia sean capaces de crecer profesionalmente.

He tenido la suerte de contar con compañeros y jefes que me han ayudado mucho, sobre todo al principio y creo que tambien es bueno devolver algo a las generaciones más jóvenes.

Creatividad S.A. como gestionar equipos al estilo de Pixar y Disney.

Os quiero hablar de un libro que me ha encantado. Para que os hagáis una idea es el primer libro en el que subrayo cosas en el Kindle. El libro es Creatividad S.A.

Es un libro del presidente de Pixar y Disney Animation, en el que cuenta como se gestó Pixar y cual es la cultura de trabajo. Una cultura destinada a fomentar la creatividad.

Aplican planteamientos muy originales, que les funcionan muy bien.

No me gusta destripar los libros y este mucho menos, creo que para cualquier persona que esté en el mundillo de gestión de equipos es una lectura muy recomendada.

Lo compré por menos de dos euros en Amazon y lo he recomendado a todos los amigos, conocidos y compañeros de trabajo a los que he tenido oportunidad.

Porque te preocupas por el código, si no lo mira nadie.

Hoy quiero hablar de un tema que tenia en la cabeza desde hace tiempo y que la excelente entrada de Javier Garzás sobre la calidad del producto me viene como anillo al dedo.

El tema es como he vivido la evolución de la informática de desarrollo desde que empecé a trabajar, desde el punto de vista de un técnico que se dedica a la industrialización del desarrollo de software y a la arquitectura J2EE.

A principios del año 2000 (porque decir principios de la última década suena a muy mayor) estaba en un proyecto en el que una persona, y no programador precisamente, me hizo el comentario que figura como título de la entrada: “Para que te preocupas tanto por el código, si no lo mira nadie”.

Es lo que se llevaba en esa época, cumplir los plazos y que la aplicación hiciese lo que tenia que hacer. Es decir se le daba muy poca importancia a los técnicos, eramos básicamente programadores, los que cortaban el bacalao eran los funcionales. Y los clientes tampoco es que se preocupasen mucho por el código.

Siempre me ha gustado intentar hacer las cosas lo mejor posible, así que por aquella época empecé a utilizar herramientas como PMD y Chekstyle, JUnit, etc que cuando las proponía usar me miraban raro. Parece que son herramientas nuevas, pero llevan desde hace más de 10 años.

Pero tenía claro que al final esa falta de preocupación por la calidad tenia que acabar explotando por algún sitio. Y así ha sido.Hoy día la mayoría de clientes de la zona están en mayor o menor medida implantando controles de calidad en el producto, independientemente de que exijan a sus proveedores la ISO o el CMMI.

Hoy día no resulta extraño encontrarse clientes con un Sonar, un SVN, un Jenkins, etc.

La siguiente gran práctica que creo que va a incorporarse va a ser el tema del TDD y todo lo relacionado con la automatización de pruebas. Ahí estaremos.